Este servicio tiene como objetivo ofrecer apoyos terapéuticos a la población con necesidades educativas especiales derivadas de su condición diagnóstica de discapacidad intelectual y/o Síndrome de Down, que permitan el desarrollo de procesos de pensamiento indispensables para la participación en todas las actividades cotidianas. Está dirigido a niños, niñas y adolescentes entre los 6 a los 16 años de edad.